Comprar Acciones de Bolsa

Cómo comprar accionesComprar acciones puede ser una buena forma de rentabilizar tus ahorros a medio-largo plazo. Incluso hay gente que se dedica a hacer trading con sus inversiones y logran suculentos beneficios en muy poco tiempo. Aunque esta segunda opción es posible, lo dejamos para personas más experta o con grandes conocimientos del mundo de la inversión.

A continuación te vamos a mostrar cómo invertir en acciones de las mejores empresas del mundo, y lo mejor de todo sin comisiones o con muy pocas, en comparación con lo que te pude comprar tu banco de toda la vida.

Guía para comprar acciones online paso a paso

Los pasos que debes seguir para empezar a invertir online son:

1. Abrir una cuenta con un broker online

Este es un paso muy sencillo pero al que mucha gente le cuesta dar. Abrir una cuenta con un broker es aún más sencillo que crear una cuenta con un banco online, pero a muas personas les da pereza hacerlo y al final nunca comienzan a invertir, o lo que es peor, lo hacen con su banco de toda la vida que le cobra grandes comisiones por cada operación de compra-venta que realiza.

A la hora de elegir un broker, hay que tener en cuenta varios aspectos, pero me gustaría resaltar estos 4:

  • Comisiones: Si vas a elegir un broker online, es porque quieres pagar menos comisión cada vez que compres títulos de una empresa ¿no?. Entonces este será uno de los primeros aspectos que deberás valorar. Fíjate bien en si tiene gastos con cada operación, si tiene gastos de custodia, de recepción de dividendos, canon de bolsa… todo esto es muy importante.
  • Atención al cliente y soporte: Muy importante que el sitio web esté en español y que te ofrezcan un soporte para España o en tu idioma.
  • Seguridad: Fíjate bien que la web elegida esté regulada por los pertinentes autoridades de supervisión financieras y que estén inscritas en la CNMV.
  • Facilidad de uso: El broker elegido debe contar con un panel de gestión de tus operaciones bursátiles fácil de utilizar.

Cumpliendo estas premisas básicas tendrías un broker fiable para elegir. Existen varias opciones para comprar acciones pero te vamos a recomendar dos por sus bajas comisiones, su atención al cliente y su facilidad de uso:

  • Etoro: Es uno de los mayores brokers online del mundo. Da la posibilidad de invertir en acciones pero también puedes operar con CFDs de forex, índices y materias primas. Incluso puedes invertir en criptomonedas. Como punto diferenciador, mencionar que ofrece la opción de copiar a otros inversores que estén obteniendo buenos resultados de forma automatizada, y lo más importante, la compra venta de acciones es gratis, no tienes comisiones!
  • XTB: Ofrece prácticamente todo lo que ofrece Etoro excepto la posibilidad de copiar a otros usuarios. Decir que XTB si cobra comisión por cada operación realizada pero es tan sólo de un 0,12% (con un mínimo de 10€). Como beneficio tiene que no cobra comisión por nada más, ni por retirar dinero ni nada por el estilo.Una vez tienes tu cuenta abierta y ya sabes cómo comprar acciones, tienes que elegir en cuáles vas a invertir tu dinero.

2. Elegir las acciones dónde vas a invertir

Una vez tienes tu cuenta abierta y ya sabes cómo comprar acciones, tienes que elegir en cuáles vas a invertir tu dinero.

Una buena opción siempre es empezar a buscar oportunidades de inversión en empresas que realmente conozcas o hagas uso de ellas en tu vida cotidiana. Por ejemplo, imagina que eres un usuario aférrimo de Netflix. Si hubieras invertido en esta empresa cuando salió a bolsa, ahora mismo estarías obteniendo unos suculentos beneficios. Lo mismo hubiera pasado si hubieras invertido en Apple o comprado acciones de Google cuando utilizaste uno de sus servicios o productos por primera vez. Otro ejemplo que se me ocurre; ¿cuántas veces has utilizado Amazon.com en el último año?. Comprar acciones de Amazon es otra de las buenas oportunidades que seguramente has dejado escapar en el pasado.

Así pues, invertir en acciones de empresas que esté comenzando a utilizar y veas que en tu alrededor también se utilizan, suele ser un primer paso interesante para tener rentabilidades futuras.

Sea cual sea la empresa que elijas, es importante también leer los informes de resultados y previsiones de futuro que tiene. Así mismo, existen infinidad de páginas sobre bolsa en internet que te ayudarán a recoger la máxima información posible de la empresa antes de decidirte por dar el paso final de invertir

A continuación te dejamos algunas empresas donde puedes invertir y que más gustan a los inversores:

3. Decidir cuántas acciones vas a comprar

Nunca debes estar obligado a comprar un número determinado de acciones. Lo mejor es que empices comprando una cantidad con la que te sientas obligado y más adelante, en función del progreso de la cotización de sus acciones, vayas incrementando o no tu posición.

Recuerda que siempre debes invertir el dinero que no vayas a necesitar en un periodo corto de tiempo. Se suele decir mucho eso de: «invierte el dinero que no vayas a necesitar». Es una expresión que me hace mucha gracia, porque si no necesitas el dinero, ?para qué vas a perder el tiempo invirtiéndolo?. De todas formas, lo que si es recomendable no «jugar» con más dinero del que te puedas permitir perder.

4. Elige el tipo de orden que vas a poner en tu compra

A la hora de enviar tu orden de compra-venta, existen varias opciones donde elegir, pero principalmente deberías conocer estas dos:

  • Orden a mercado: Significa que aceptas el precio que en ese momento se esté pidiendo o ofreciendo por determinada acción. La compras al precio que está y listo.,
  • Orden limitada: Significa que tu pones un precio y la operación no se efectúa hasta que otra persona está dispuesta a comprar o vender por ese precio.

5. Equilibra tu cartera de inversión

Por último, decir que es importante tener una cartera equilibrada y diversificada. ¿Esto que quiere decir? Pues que no metas nunca todo tu dinero en una única empresa. Procura diversificar siempre en varias empresas para que si una falla, el resto te sirva siempre para mantener un equilibrio. Por mucho que confíes en una cotización, esta siempre puede sufrir un revés y echar por tierra todos tus ahorros. Por eso es importante comprar acciones de diferentes empresas y no sólo de una o dos.

Principales ventajas y desventajas de comprar acciones por internet

Podemos decir que internet a democratizado las inversiones y ahora podemos gestionar todo nuestro dinero desde la comodidad de nuestra casa.

Gracias a internet podemos comprar títulos bursátiles fácilmente y pagando mucho menos dinero de lo que se pagaba antiguamente cuando lo hacías directamente en la sucursal de tu banco.

Ventajas de invertir online

  • Comisiones más bajas: Quizás el punto más importante. Se acabo el pagar grandes comisiones por cada operación que hacemos. Ahora se pueden hacer operaciones por muy poco dinero, lo que permite especular más con la compra venta de acciones sin miedo a tener grandes gastos por cada ejecución que hagamos.
  • Herramientas profesionales: Ahora contamos con herramientas y programas muy buenos que nos ayudan a tomar decisiones mucho más racionales. Además contamos con mucha más información al alcance de nuestras manos.
  • Mayor opciones donde elegir: Puedes elegir entre infinidad de brokers y comparar las características de todos ellos para elegir el que mejores condiciones te ponga.
  • Operativa en tiempo real: Tú decides el momento exacto en el que entras en una empresa y cuándo decides vender sus títulos. Todo con un clic desde tu ordenador.

Desventajas

  • Mayor autocontro: Es muy importante tomar decisiones previamente estudiadas y no ponerse a comprar como un loco. La facilidad que nos proporcionan todas las ventajas mencionadas anteriormente pueden jugar en nuestra contra si no invertimos con cabeza.

¿Qué tipo de acciones puedes comprar?

La amplia selección de diferentes tipos de acciones que existen permiten al inversor construir una cartera personalizada que se ajuste a sus objetivos de inversión. Cuando elijas acciones para comprar, empieza siempre por determinar tu perfil de riesgo.

Dicho esto, puedes estudiar la compra de este tipo de empresas:

1.Acciones de dividendos

En el extremo inferior del espectro de riesgo se encuentra el individuo que está cerca de la jubilación. La cartera del jubilado tiene una mayor asignación de efectivo, bonos y acciones de bajo riesgo. Las acciones de menor riesgo se conocen como acciones de primera categoría. Estas grandes empresas tienen un largo historial de crecimiento constante de ingresos y beneficios, al tiempo que pagan un dividendo constante y creciente.

Debido a que pagan ingresos trimestrales o anuales constantes en forma de dividendos, se denominan acciones de renta. No te harás rico de la noche a la mañana, ni probablemente nunca, pero a largo plazo este tipo de acciones siempre han dado buenos resultados.

2. Acciones Value

Las acciones de valor (conocidas como «Value») son acciones con fortaleza financiera – un sólido historial de crecimiento de ganancias e ingresos – que se negocian a un bajo múltiplo de precio a ganancias. La baja valoración de las acciones se debe a una situación temporal que no suele estar relacionada con la solidez financiera básica del negocio o porque aún no son tan conocidas como otras. Por ejemplo, un descenso en el mercado de valores más amplio o el fracaso de una nueva línea de productos pueden hacer que una acción caiga temporalmente por debajo de su valor esperado a largo plazo. Esta situación ofrece al inversor la oportunidad de comprar las acciones a precios de más bajos de lo que normalmente suelen estar, anticipándose a la obtención de beneficios a medida que el valor de las acciones aumenta.

3. Acciones de crecimiento

En el extremo superior del espectro de riesgo se encuentran los inversores más jóvenes. Gente que tenga buenos ingresos puede decidir asignar parte de su cartera a compañías de alto crecimiento que cotizan en bolsa. Las empresas de alto crecimiento están aumentando sus ingresos a un ritmo superior a la media y tiene una alta relación precio-beneficio. La empresa reinvierte las ganancias en el crecimiento de la empresa en lugar de pagar dividendos.

Las acciones de la marihuana son ejemplos de acciones de alto crecimiento. A medida que los estados desregulan el uso de la marihuana, las ventas de la misma están creciendo a un ritmo superior al 30 por ciento anual.

¿Por qué debería invertir en bolsa?

Si has oido hablar de este tipo de inversión pero no tienes claro por qué deberías hacerlo, aquí te mostramos algunos de sus beneficios.

1. Rendimiento anual compuesto

Los inversionistas colocan dinero en el mercado de valores para aumentar su riqueza. El secreto para hacer crecer tu riqueza es el poder del interés compuestos. Los retornos compuestos son los retornos anualizados de las ganancias y pérdidas de tu inversión. Si inviertes 1.000€ en una cuenta de ahorros, a una tasa de interés del 2%, tendrás 1,020€ en un año. Eso mismo equivaldrá a 1.040.40€ en dos años.2.

2. La compensación riesgo-rendimiento

Elegir el sector de inversión ganador cada año no es una tarea fácil, y rara vez es el mismo sector dos años seguidos. Pero cualquiera que sea tu nivel de inversión, una apuesta segura son las acciones de grandes empresas cotizadas. Esto se debe a que, entre todas las clases de activos de inversión, las acciones ofrecen la mejor relación riesgo-rendimiento. La compensación riesgo-rendimiento establece que cuanto mayor sea el rendimiento mayor será el riesgo.

3. Diversificación

No todas las acciones estaban en números rojos en 2018. Varios fondos de acciones que invierten en el NASDAQ-100, en tecnología, en Internet y en equipos de perforación petrolera tuvieron altos rendimientos. Estas son acciones cíclicas que crecen cuando la economía está creciendo.

Una forma de diversificar una cartera es invertir en acciones que sean tanto cíclicas como no cíclicas. Los valores cíclicos, como los teléfonos inteligentes y los restaurantes, tienen un buen comportamiento cuando la economía está creciendo. Los valores no cíclicos, como los alimentos y los servicios públicos, obtienen mejores resultados cuando el crecimiento económico es lento, ya que los inversores desvían su dinero a industrias que venden productos de primera necesidad que la gente siempre necesita.

4. Inversiones pasivas

Los inversores pasivos colocan su dinero en ETFs, índices y fondos de inversión a largo plazo. Un ejemplo ahora mismo es la proliferación de los robo advisor, donde mucha gente mete sus ahorros para sacar una rentabilidad de forma pasiva.

A medida que los mercados continúan en su camino de montaña rusa año tras año, el inversor pasivo puede sentarse y relajarse. Eventualmente, la volatilidad se suavizará y proporcionará rendimientos anuales medios más altos que los fondos de inversión activos. Sólo el 25% de los fondos activos superaron a los pasivos en el año 2019. Los fondos pasivos tienen un mayor rendimiento y cobran comisiones mucho más bajas.

¿Cuánto necesito invertir en acciones?

Por norma general, hasta hace bien poco, para comenzar a invertir solías necesitar por lo menos 1.000€. Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías y a la competencia que existe entre los mejores brokers en España, puedes empezar a invertir desde tan sólo 100€. La inversión online ha eliminado los altos costos operativos de la negociación de acciones e invertir en bolsa ya no es tan costoso como antes. Con brokers como Etoro o XTB, puedes invertir una pequeña cantidad y aún así obtener ganancias si lo haces bien.

La pregunta real sería, ¿cuánto de tus ingresos puedes permitirse invertir? Como regla general, el 10 por ciento de tus ingresos es la cantidad recomendada que deberías invertir y nunca pasarte de esa cantidad.

De todas formas, para ser realistas, una cantidad tan baja como 100 o 200€ puede estar bien para practicar, pero no puedes esperar tener grandes beneficios con ese importe. Como decimos, empezar con poco dinero es perfecto para practicar y saber cómo funciona el mercado. Existen cuentas demo pero al ser cuentas con dinero ficticio corres el riesgo de no tomártelo en serio y los resultados obtenidos no serán realistas.

¿Cuánto dinero puedo esperar ganar invirtiendo en acciones?

Los rendimientos históricos de los índices bursátiles pueden proporcionar una indicación, pero no una garantía, de los rendimientos futuros. El índice S&P 500 es uno de los puntos de referencia de inversión más referenciados en cualquir documento que leas. El índice está compuesto por las 500 empresas públicas más grandes de todo EE.UU. por capitalización de mercado. El rendimiento anualizado del índice S&P 500 durante los últimos 10 años fue de 11,6 o 13,9 por ciento con dividendos invertidos. Algunos ejemplos de los principales índices de referencia son

Comprar acciones VS Operar acciones con CFDs

Operar con CFD es lo mismo que operar con acciones bursátiles, pero en lugar de ser propietario de las acciones, el operador compra un contrato por diferencias (CFD) a un broker o corredor. El vendedor y el comprador firman un contrato y liquidan la diferencia entre el precio de compra y el de venta. En ningún momento posees las acciones, son contratos privados.

Al igual que cuando compras acciones, el operador establece límites de compra y stops y realiza una operación. Los CFDs se operan con margen y permiten al operador tomar un mayor apalancamiento que en una operación con margen en una acción.

Otra ventaja de los CFDs es que como inversor puedes tomar fácilmente una posición larga o corta en una operación con CFDs, ya que el CFD te permite operar con activos que no posees. La venta en corto implica tomar prestadas acciones, venderlas al precio de mercado y luego recomprarlas a un precio más bajo (si te sale bien la inversión) y devolver las acciones prestadas. Si el precio de las acciones cae, habrás ganado dinero con la operación. Sin embargo, si el precio de las acciones sube y tienes que comprarlas a un precio más alto, perderás la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra de las acciones. Por ejemplo, cuando el mercado de valores estaba en declive en el año 2018, muchos inversionistas eligieron vender acciones en corto pensando en que en el futuro, como así fue, se reestablecerían y volverían a cotizar a un precio más alto.

Conclusión

Cómo puedes ver, a la hora de comprar acciones hay que tener en cuenta muchos aspectos, valorar todas las opciones disponibles y tomar una decisión conforme a nuestra situación financiera y nuestro perfil de inversor.

Si ya estás convencido y quieres comenzar a invertir, elige uno de los brokers recomendados y comienza a operar.