Mejores tarjetas de crédito y débito

Comparativa tarjetas de crédito y débito

Hoy en día existen un gran número de tarjetas bancarias, tanto de débito como de crédito. Todos los bancos comercializan las tarjetas e incluso negocios y grandes empresas comercializan las suyas en conjunto con una entidad bancaria para fidelizar y premiar a sus clientes.

Los usuarios, ante esta avalancha de tarjetas disponibles, solemos acumular varias de ellas aunque en muchas ocasiones no hacemos uso de todas ellas.

Por esta razón, es importante saber cuáles son las mejores tarjetas y las que realmente merece la pena tener.

Mejores tarjetas de débito

Comenzaremos primero por las tarjetas de débito, que no suelen tener gastos ni comprometer a nada. Aún así, hay unas mejores que otras con beneficios y privilegios que las diferencian del resto. En nuestra opinión, las mejores son:

  • Tarjeta N26: Tarjeta totalmente gratuita que te permite sacar dinero (euros) hasta 5 veces al mes desde cualquier banco en la zona euro y sin ningún tipo de comisión. Además la gestionas íntegramente desde su aplicación móvil, una de las mejores que hemos visto hasta el día de hoy.
  • Tarjeta Bnext: Se trata de una tarjeta Española de una fintech que está dando mucho que hablar. Te permite igualmente retirar dinero de cualquier cajero 3 veces al mes y te permite incluso sacar dinero en otra moneda sin tener que pagar comisión por el cambio.
  • Tarjeta Revolut: Una tarjeta revolucionaria como su nombre indica. Te permite tener diferentes divisas dentro de una misma cuenta y pagar con la que más te convenga en cada ocasión, en función del país en el que te encuentres por ejemplo. Igualmente, puedes retirar efectivo de cualquier cajero sin comisión con un límite de 200€ al mes.
  • Tarjeta débito Bankia: Para quienes buscan una tarjeta de un banco físico sin comisiones, Bankia tiene a su disposición su Cuenta On con tarjeta asociada totalmente gratuita. Es una de las mejores opciones del mercado ahora mismo.

Mejores tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito te permiten abonar tus cuentas a plazo, bien sea todo de golpe a final de mes o incluso fraccionando el pago poco a poco. Son muy utilizadas por el público en general y dadas sus condiciones, merece la pena comparar bien todas las tarjetas de crédito antes de contratar una. Las mejores en nuestra opinión son:

  • Tarjeta de crédito Wizink: Nos gusta porque es una tarjeta que te permite no cambiar de banco y seguir con el tuyo habitual pero utilizando la tarjeta Wizink. Te regalan 25€ al darte de alta y te permite utilizarla tanto en comercios como en internet.
  • Tarjeta de crédito Openbank: Openbank es uno de los bancos online más famosos, filial del grupo Santander. Su tarjeta visa Open tiene unas excelentes condiciones.
  • Tarjeta de crédito_On: La tarjeta de Bankia en este caso también resulta muy interesante. Te permite reitrar dinero de cajeros extranjeros gratuitamente 2 veces al mes. Dispone de seguro de compra online para posibles fraudes.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un tipo de tarjeta de pago válida para comercios e internet en la que se realizan cargos contra una línea de crédito en lugar de descontar el dinero en efectivo de la cuenta del titular. Cuando utilizas una tarjeta de crédito para hacer una compra, la cuenta acumula un saldo negativo que debe ser pagado cada mes. El no pagar la tarjeta de crédito a tiempo puede ocasionar cargos por intereses y cargos por pagos atrasados. Es una forma de pagar a crédito con dinero que quizás en ese momento no tengas o no te interese gastar para pagarlo más adelante a final de mes o comienzos del siguiente.

Una tarjeta de crédito es la forma más común de acceder a una línea de crédito. Generalmente estas tarjetas son emitidas por un banco o una compañía de servicios financiero.

Las tarjetas de crédito permiten a los titulares de cuentas realizar compras a crédito sin tener que poner dinero en efectivo en el momento de hacer la compra. Los gastos se van acumulando como un saldo negativo que debe pagarse en un ciclo de facturación mensual, lo que le da al comprador más tiempo para reunir el dinero en efectivo. El límite de crédito que tiene una tarjeta es determinado por el banco para cada uno de sus clientes. Suele estar determinada por condiciones particulares de cada banco o por tus ingresos mensuales.

Cuando el titular de una tarjeta de crédito paga el saldo negativo acumulado cada mes, la cuenta vuelve a estar a cero. Es habitual que las tarjetas de crédito vengan con algún tipo de programa de recompensas en el que los titulares de cuentas ganan puntos por cada euro que gastan con dicha tarjeta. Estos puntos suelen poder canjearse por dinero en efectivo, millas de viajero frecuente o bienes y servicios. Estas recompensas pueden incluso ampliarse si la tarjeta de crédito es emitida conjuntamente por un banco y un negocio con el cuál han llegado a un acuerdo, en lo que se denomina una tarjeta de marca compartida: los puntos obtenidos pueden valer más cuando se utilizan para comprar en ese negocio con el cuál se tiene un acuerdo. Un caso habitual puede ser una tarjeta de crédito Repsol, Cepsa… que tienes beneficios en dichas gasolineras o por ejemplo una tarjeta vinculada a algún supermercado de reconocido prestigio.

Si el titular de la cuenta no paga a tiempo, el saldo no pagado puede comenzar a acumular intereses. Ahí es donde está el negocio para la entidad emisora de la tarjeta. Debido a que las tarjetas de crédito son esencialmente préstamos sin garantía – lo que significa que ninguna garantía respalda la deuda si el titular de la cuenta incumple con lo que debe – la tasa de interés que se cobra a las cuentas morosas es mucho más alta que la de otros tipos de préstamos, como las hipotecas.

Las principales instituciones financieras que emiten tarjetas de crédito son Visa, Mastercard, Discover y American Express. Cuando los bancos emiten tarjetas de crédito, dependen de esas compañías para procesar los pagos.

¿Qué es una tarjeta de débito?

Una tarjeta de débito es una tarjeta que está vinculada a una cuenta corriente personal. Puedes utilizarla en cualquier lugar donde se acepte una tarjeta de crédito y te permite acceder a tu cuenta en diferentes comercios de la ciudad y pagar con ella. También puedes utilizarla en un cajero automático para retirar efectivo. Al utilizar dicha tarjeta en un cajero, sacarás directamente el efectivo de tu cuenta bancaria. Las tarjetas de débito están asociadas con una de las principales compañías de tarjetas de crédito y generalmente tienen un logotipo de Visa o MasterCard. Recibirás un PIN que te permitirá utilizar la tarjeta en la tienda o en los cajeros automáticos.

Cómo funciona una tarjeta de débito

Cuando utilizas tu tarjeta de débito, el comerciante donde realizas la compra retendrá en su cuenta la cantidad de dinero de tu transacción. Una vez que el negocio completa la transacción, el dinero se toma de tu cuenta y aparece en tus transacciones bancarias.

Si utiliza tu tarjeta de débito en un hotel o para el alquiler de un coche, la compañía puede aplicar una retención mayor al precio total del servicio para cubrir los gastos adicionales que pudieras ocasionar (consumo en el minibar, seguro del coche de accidentes…). Es importante ser consciente de esto para que no te encuentre en una situación en la que tu tarjeta pueda ser rechazada debido a la retención y a que has llegado al máximo de consumo de tu tarjeta. Asegúrate de tener dinero adicional en tu cuenta si lo utilizas para un hotel o para alquilar un coche.